Narrativas conspirativas

Las técnicas del storytelling no solo están en las películas, estrategias de marketing o presentaciones. En los últimos años, las hemos visto también de una forma explosiva en las teorías conspirativas. 

El autor estadounidense Donald Miller hace una interesante reflexión al respecto, e identifica elementos presentes en las historias que logran movilizar masas.

Si pensamos en los elementos fundamentales de una historia, los primeros que se nombrarán son un héroe y un villano. Los escritores añadirán el conflicto, la motivación y el cambio.

Pues todos los anteriores están dentro de los discursos conspirativos sobre partidos políticos que destruyen países, implantación masiva de chips o inmigrantes chupa sangre. 

¿Cuál es la estrategia para movilizar a las personas con estos discursos?

Tú eres el héroe

Una de las estrategias del storytelling en el marketing es entender que el cliente es el héroe, no la empresa que le ofrece un producto. La empresa tiene el arquetipo del mentor, que es el guía que llevará al héroe a lograr su objetivo. 

En las teorías conspirativas el ciudadano recibe el título de héroe. El mentor, algún líder de opinión o grupo político, le da la información para acabar ese elemento del mal que destruirá su país y su familia.

¿ Y a quién no le gusta ser el héroe?

Si todos los días se recibe información sobre la terrible amenaza, esta logra que el héroe tome más coraje y visualice a ese “otro” como un monstruo que hay que destruir a toda costa.

El conflicto

Desde la narrativa se pude definir el conflicto así: Alguien quiere algo y algo o alguien se le opone. En una teoría conspirativa tú como héroe quieres tener una vida abundante, una familia feliz y un país que sea el paraíso perdido. Pero este monstruo y sus secuaces te quiere destruir para montar una sucursal del infierno. 

Las teorías conspirativas son binarias. Hay buenos y malos, punto. Por supuesto que tú eres el bueno y ese grupo o político no es un enviado del demonio, es el mismísimo satanás.

No puedes dejar que frustre tus sueños. Así que tu misión es compartir los memes y comentar en los foros para así evitar que ese monstruo los frustre.

El villano y sus secuaces

Ningún villano cree que es malo. Por eso cuando se escribe una historia es interesante mostrar su punto de vista y entender por qué quiere lograr su objetivo. 

Pero esto no pasa en las teorías conspirativas, en estas el otro es malo porque sí. No se medita un segundo en sus argumentos.

Así que si crees ciegamente en ese líder o mentor, te estás convirtiendo en su secuaz. Al mejor estilo de Pain y Panic en la película de Hércules. Tu tarea es replicar cada imagen, video o declaración sin meditar en su contenido.

El gran jefe tiene otro aliado: los algoritmos. Estos permiten que el secuaz reciba diariamente en internet más información personalizada que confirma lo que ya cree. Y con cada meme o video se continúa creando esa imagen del monstruo .

Hay que crear personajes con dimensión

Una buena historia es la que tiene personajes profundos, con tres dimensiones (física, social y psicológica). Pero al parecer esas solo las queremos ver en la ficción y no en la vida real. Cada vez más, todos nos casamos con un líder o idea y comenzamos a ver el mundo en blanco y negro.

La política y la vida deberían buscar ser más como una buena película.

Fuentes:

Narrative and Conspiracy Theories

YouTube’s Product Chief on Online Radicalization and Algorithmic Rabbit Holes

One thought on “Narrativas conspirativas

Leave a Reply to Alejandro H.S Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s